En teoría, hacer un viaje con niños debería ser una experiencia emocionante y divertida. En la realidad no siempre es así, vuelos retrasados, oídos afectados por la altura, cansancio y llanto incesante pueden desesperar hasta al padre más paciente (y a otros pasajeros).

Como en todo en la vida de padres, la clave es: organización. Si viajamos preparados para cualquier necesidad del niño, de cualquier edad, podemos tener un viaje tranquilo y menos cansón.

El primer viaje que hice con mi hija tenia 6 meses de edad, era madre primeriza y tenia los nervios de punta! ..pero pregunté todo lo que se me ocurrió a las personas mejor preparadas:  el pediatra y otras madres viajeras. Aquí mis recomendaciones basadas en mis viajes con niños (propios y ajenos)

ANTES:  Si es un viaje muy largo y tu bebe pesa menos de 10kg por un precio extra hay aerolíneas que pueden proveerte de una “cuna”.  A partir de dos años ya el niño ocupa su propio asiento en el avión y DEBE ponerse el cinturón de seguridad, practica con el/ella en el carro para que no le moleste al estar en el avión.

Si vas a hacer transito entre aeropuertos busca por internet las facilidades que éstos tienen para familias, ubicación de baños familiares o salas para amamantar.

Equipaje de mano: Ya sea en la pañalera de un bebe o en una maleta de mano de un niño mayor es importante que lleves:

Un cambio de ropa extra:  Por mucho que los padres lo evitemos los niños se ensucian, más aún si están entre los dos y tres años cuando quieren imitar a sus padres en todo y creen poder comer y beber en un avión con un poco de turbulencia. Hay niños que vomitan, hay niños que se limpian las manos con la ropa, hay niños que se cansan de esperar vuelos retrasados y juegan en el piso. Es mejor tener una franelita extra y un pantaloncito que sea fácil de poner para ahorrar tiempo y brindar comodidad al niño.

Toallitas Húmedas: No importa la edad del niño, hasta los adultos usamos toallitas húmedas

Gel Antibacterial: Alguien dijo una vez “nada más sucio que un aeropuerto” y es cierto! Podrá estar muy limpio en apariencia pero en un aeropuerto convergen miles de personas con hábitos de higiene diferentes, con enfermedades distintas, con dudosas normas de educación. Hay quienes tosen y estornudan sin consideración. Hay a quienes tu bebe les parecerá una hermosura y querrán saludarlo. Tu hijo tocará muchas cosas y créeme nada como una enjuagadita de antibacterial, al menos para estar más tranquila como madre.

Meriendas: No cuentes con la comida que dan en el avión, no siempre es buena y no es pensada para complacer a niños. Lleva en tu bolso meriendas que le gusten a tu hijo/a, preferiblemente empaquetada para que pueda pasar los controles de seguridad. Lleva algo extra para prevenir hambre durante un retraso entre vuelos o esperas entre un vuelo y otro. Yo prefiero llevar galletas de avena, yogurt, galletas de chocolate sin azúcar (no queremos un sugar rush en momentos como estos) y por supuesto agua!

Nota: Si un agente de seguridad no te deja pasar algún artículo dile que es para el niño. Ellos hacen la excepción.

Medicamentos: Si tu niño no está tomando un tratamiento específico igual visita antes al pediatra y que te diga qué llevar para viajar, yo siempre llevo

  • Diclofenac Potásico  en caso de fiebre o dolor
  • Antialérgico
  • Jarabe para tos
  • Jarabe para gripe
  • Gotas restituyentes de la flora intestinal en caso de diarrea
  • Jarabe para vómito
  • Curitas
  • Gotas para cólicos

NOTA: Es sumamente IMPORTANTE que el pediatra prescriba éstos medicamentos aún si puedes comprarlos sin receta, recuerda que él conoce la historia médica de tu niño/a y sabe cuáles medicinas son  las mejores.

Lleva un coche: No importa que ya tu niño camine, no importa lo independiente que sea, no importa que la gente te mire con cara de que tu niño es muy grande para un coche. Nada  mejor  para el niño y para sus padres que un coche plegable donde pueda dormir  cómodamente o ir en caso de estar cansado de caminar. Al abordar un avión siempre llaman primero a las personas de tercera edad y pasajeros con niños por lo que el coche puede ser dejado a la entrada del avión y puedes pedir al personal de la aerolínea que lo tenga disponible para cuando salgas, además  son de gran ayuda para llevar bolsas de compras y representan un gasto menos si vas a parques temáticos (donde los precios de alquiler de coches mucho menos confortables son muy altos).

Lleva una mantita y una almohada de bebe: Muchas aerolíneas proveen cobijas pero generalmente son lavadas con detergentes industriales que no sabemos si resultarán alérgicos para nuestro bebe, además de tener olores fuertes, las mantitas se enrollan y no ocupan gran espacio igual que las almohadas pequeñas de bebe que se doblan para guardarlas en cualquier bolso de mano.

Juguetes o juegos: Los niños se aburren en cuestión de minutos y asi sea un viaje una hora es bueno tener a mano su juguete favorito (en un tamaño razonable claro) o simplemente hojas y creyones. Si el viaje es por tierra y tienes la posibilidad lleva un mini DVD portátil con su película favorita (esa que le gusta ver dos y tres veces seguidas)

Chupón, Chiclets o agua: La altura hace estragos en los oídos de los niños, y ellos no saben manejar ésta situación tan incómoda, si no te gusta que tu niño use chupón ten a mano su tetero de agua, si es mayor una botella de agua mineral o chiclets solventarán el momento.

IMPORTANTE: si tu hijo llora CARGALO!  Los viajes son agotadores y muchas veces no tenemos paciencia pero imagina cuan exhaustos están los niños. He visto muchos niños llorar desesperados en aeropuertos  y los he visto callar cuando su madre los carga y a los minutos se duermen. Listo!

Estas son sugerencias basadas en experiencias personales, nadie conoce mejor a los niños que sus padres así que prepárate en función de las preferencias de tu familia..

Feliz Viaje!

Advertisements